La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

El gremio defensorial colombiano

Su proyección

________________________

El COLEGIO NACIONAL DE DEFENSORES PÚBLICOS DE COLOMBIA en los grandes medios masivos de comunicación

Ingrese aquí

________________________

Himno Nacional de la Defensa Pública colombiana

Obténgalo Aquí

_____________________

Nuestra presencia nacional

Explore aquí

___________________

A manera de historia

Leer más

___________________

Afiliaciones

Leer más

___________________

A manera de historia

 

Antiguo escudo del COLEGIO NACIONAL DE DEFENSORES PÚBLICOS DE COLOMBIAAntiguo escudo del COLEGIO NACIONAL DE DEFENSORES PÚBLICOS DE COLOMBIA

 

Desde la Constitución de 1.991 y con la creación de la Defensoría del Pueblo y su puesta en marcha de forma incipiente desde 1992, un grupo de Defensores Públicos pioneros siempre tuvo la inquietud de fundar una Colegiatura del Derecho que lograra la comunidad de criterios con respecto al papel social que juega el Defensor Público.

Su perfil de trabajo y el desarrollo profesional que resultó bastante exigente, siempre presionó a los nuevos Defensores Públicos a organizar un gremio autónoma que lograra finalmente agremiar a los abogados contratistas del Sistema Nacional de Defensoría Pública.

Fue así como surgió la Colegiatura.

Hay dos grandes etapas de su historia a las que nos referiremos de manera sintética:

Desde el año 1994 y siguientes se lograron organizar algunos Colegios Regionales que fueron la base y dieron la posibilidad de crear la Federación Nacional de Asociaciones y Colegios de Defensores Públicos de Colombia que trabajó durante ocho años desde el año de 1998 bajo ese nombre. Su organización tuvo que madurar en medio de las dificultades del crecimiento y la estabilización misma de la Defensoría del Pueblo. Los honorarios profesionales eran de verdad bastantes exiguos y ya se percibía en esos años que la Comunidad Defensorial debería crecer de manera sustancial para poder atender la carga laboral que surgió en favor de las capas sociales más humildes de la sociedad colombiana.

Y fue sólo hasta que en el año de 2005 la Asamblea General Nacional Defensorial, con representación de las Colegiaturas afiliadas, decidió cambiarle su razón social por la de COLEGIO NACIONAL DE DEFENSORES PÚBLICOS DE COLOMBIA con lo que se inauguró una nueva época en la que las regiones asumieron con el paso de los años posturas definitorias que vinieron a darle una forma muy democrática y más moderna a la Institución.

La elección de la Junta Directiva de la Colegiatura cada dos años es siempre la manifestación del proceso democrático interno en el que la totalidad de la Comunidad Defensorial colombiana está representada por sus máximos líderes regionales ante lo nacional. La reelección presidencial es prohibida por los estatutos de la organización. La Asamblea General de Presidentes ha pensado que es importante dar paso a la renovación de los cuadros directivos para que las diferentes regiones tengan la oportunidad de hacer sus aportes por medio de sus esfuerzos como parte de la Junta Directiva nacional.

Nuevo ESCUDO del COLEGIO NACIONAL DE DEFENSORES PÚBLICOS DE COLOMBIANuevo ESCUDO del COLEGIO NACIONAL DE DEFENSORES PÚBLICOS DE COLOMBIA

Aunque su oficina sigue estando en Bogotá, la Presidencia ha rotado por distintas regiones, y no se ha movido de la capital del país en razón a la estructura de nuestra nación, la que sigue siendo centralizada en todos los procesos que tienen que ver con el Sistema Nacional de Defensoría Pública y porque las esferas del poder siguen gravitando en el Estado centralizado en la capital de la República. Por ello, en su soberanía, la Asamblea General ha decidido conservar este criterio de la oficina en la ciudad de Bogotá.

En el día de hoy, la Presidencia reposa en la representación del Colegio de Defensores Públicos de Risaralda del cual es miembro activo el Dr. César Helcías Huertas Valencia, quien es el Presidente Nacional actual.